Ads Top

Quema grasa con Fitball

Advertising
Usar una fitball para entrenar es muy divertido y excelente para ejercitar tu cuerpo.
Fitball es una pelota gigante que se utiliza para ejercitar todo el cuerpo de igual manera es utilizada para la rehabilitación de lesiones.
Es considerada por los expertos como un entrenamiento funcional, ya que permite trabajar el cuerpo como un todo global con lo que el ejercicio siempre es más completo.
Su precio económico es muy bajo, las puedes encontrar en la tienda de accesorios deportivos.

Beneficios del fitball
  1. Trabaja el cuerpo de forma completa.
  2. Mejora el equilibrio y la propiocepción.
  3. La superficie y la relativa dureza hace que se adapte a las diferentes características de las personas que la usan.
  4. Se utiliza como complemento físico en clases de actividades aeróbicas.

Rutina con Fitball


Rodamiento:
 Arrodíllate con las rodillas separadas el ancho de las caderas, los antebrazos apoyados sobre un fitball y los puños semicerrados (a). Tensa el core y extiende los brazos despacio para que el fitball ruede hacia delante. Mantén la espalda recta y estírate todo lo que puedas sin que se te hundan las caderas (b). Para un instante y flexiona los codos para regresar a la posición inicial. Repite entre 8 y 10 veces.

Abdominales en V:


Túmbate en el suelo boca arriba sujetando un fitball con los brazos extendidos por encima de la cabeza y las piernas juntas (a). De un solo movimiento, tensa el core y levanta los brazos y las piernas del suelo para atrapar el fitball con los pies (b). Sujeta el fitball con las piernas y vuelve a bajar brazos y piernas hasta el suelo (c). Repite, ahora pasando el fitball de nuevo a las manos. Eso es una repetición. Haz entre 8 y 10.

Press a una pierna:

Apoya la parte superior de la espalda sobre un fitball y el tobillo izquierdo sobre la rodilla derecha (a). Baja las caderas hacia el suelo (b). Para un instante y empuja con el talón para regresar a la posición inicial. Eso es una repetición. Haz entre 8 y 12 y luego repite con la otra pierna.


Trabaja los hombros:

Ponte en la posición de hacer flexiones, con las manos separadas el ancho de los hombros y las tibias apoyadas sobre un fitball (a). Manteniendo las caderas perpendiculares al suelo, levanta la mano derecha y tócate el hombro izquierdo (b). Regresa a la posición inicial y repite con el otro brazo. Continúa alternando hasta llegar a 26 repeticiones.
Con tecnología de Blogger.